El Archiduque

Luis Salvador María José Juan Bautista Domingo Raniero Fernando Carlos Zenobio Antonio de Habsburgo-Lorena, (Palacio Pitti, Florencia, Italia, 4 de agosto de 1847 – Castillo de Brandais, Bohemia, Austria, 1915) fue un erudito y mecenas miembro de la dinastía imperial de Habsburgo. Era el undécimo hijo de Leopoldo II, Gran Duque de Toscana, y el noveno de su segunda esposa María Antonieta de las Dos Sicilias. Su nacimiento fue anunciado con 101 cañonazos a la población de Florencia. Su vida estuvo estrechamente ligada a España, como pionero del turismo a las Islas Baleares, estableciendo residencia en Mallorca.

El Archiduque Luis Salvador fue el precursor del turismo en las Islas Baleares. A Mallorca llegó por primera vez en 1867, viajando de incógnito bajo el nombre de conde de Neudorf. Tiempo después, fijó su residencia archiducal en el predio de La Estaca , nombre de la hoy principal posesión mallorquina, suma de una decena de fincas pertenecientes a los municipios de Valldemossa y Deià, adquiridas en torno a 1878, y desde donde la vista al Mar Mediterráneo es fabulosa. Sus tierras se dedicaron al cultivo de verduras y legumbres, árboles frutales, y viñas con las que Su Alteza Real, buen conocedor de los procedimientos necesarios, elaboró vinos premiados en las Exposiciones Internacionales de Madrid, París, Chicago, y la de Barcelona de 1888, exposición en la que también fue premiado el aceite de Son Moragues, una de las fincas situadas en Deiá, en la que Archi creó una exposición que llamó Museo Agrícola Balear industrial.

Su amor por la cultura y las artes, hizo de él un auténtico mecenas y se ofrecía presto a donar ayudas, tanto económica como materialmente, a científicos y artistas que conoció, sin las que muchos estudios e investigaciones no hubieran podido llevarse a cabo.

Con el transcurrir de los años, las personas y las entidades más representativas de su tiempo, así como organismos oficiales y corporaciones académicas, quisieron rendir homenaje a tan destacada labor en el campo de la cultura, las artes y la sociedad en general. Así en 1889, el Archiduque fue nombrado miembro honorario de la Academia Imperial de Ciencias de Viena y la Sociedad Geográfica de esta ciudad le concedió en 1898 la Medalla Hauer, premio a su labor en el terreno de las exploraciones geográficas; fue investido Presidente honorário de la Sociedad húngara de Geografía y además era Socio Perpetuo de la Sociedad de Espeleología de París, Socio honorario de la Sociedad Geográfica Peruana de Lima, Miembro honorario de la Academia de Ciencias, Letras y Artes de Bohemia, Socio Protector del Club Alpino Siciliano, Miembro honorario del Touring Club de Bélgica y Académico Honorario de la Real Academia de la Historia de Madrid.

Prolífico descriptor de sus entornos, destaca entre sus publicaciones, más de cincuenta, Die Balearen in Wort und Bild, monumental obra que consta de varios tomos, en la que describe como nadie la gran magnificencia de un archipiélago todavía virgen, poblado tan sólo por sus habitantes y por algún viajero ocasional, incapaz de volver a su tierra maravillado por lo que allí encontró.

Entrada en Wikipedia sobre el Arxiduc Lluís Salvador